¿Y si jugamos por un momento a volver a ser niños?

Juguemos a estar en silencio, a que las miradas hablen y los corazones se canten el uno al otro, mientras las almas se enredan con hilos de algodón de azúcar. Juguemos a creer que el primer amor es para siempre.

Juguemos a olvidar que existe algo llamado dolor, a creer que las heridas se curan con besos y abrazos, que en un minuto caben mil vidas y un millón de estrellas, que los amigos son para toda la vida y que aquellos a los que amamos siempre estarán a nuestro lado.

Juguemos a fingir que nunca existió algo llamado “daños colaterales”, a creer que equidad e igualdad son las dos caras de la misma moneda, una moneda que sirve para todos. A imaginar que no hay más fronteras que las que marquen nuestros corazones y que todos laten igual sin importar el color de la piel.

¿Y si jugamos a creer que un mundo mejor es posible?

 

 

3 comentarios en “¿Y si jugamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s